Ir al contenido

Lo que todos sabíamos, dicho en voz alta

Jeff Raikes, presidente de la división de negocios de Microsoft, declaró lo siguiente a Information Week (citado por DiarioTI): “Si vas a piratear un programa, que sea nuestro”.

En un infrecuente arranque de honestidad -brutal-, este gurú de la industria continúa: “Lo importante es que la gente se instale nuestros productos. De este modo, personas que, en principio no se los instalarían, finalmente acaban comprando licencias oficiales. Tenemos que instar a la gente a adquirir licencias legales, pero no es buena idea presionar con fuerza tal que perdamos a los potenciales compradores”.

Como bien dice Manuel Almeida en su “Mangas Verdes”:

“No, no son tontos. Desde luego que no. Es algo que muchos de nosotros sabemos y no nos cansamos de repetir frente a la hipocresía oficial: la llamada ‘piratería’ no sólo no es perjudicial para la industria o los creadores, sino que puede convertirse en un potente aliado, popularizando, difundiendo y dinamizando sus ventas”.

Coincidimos plenamente y, de hecho, lo hemos planteado seriamente desde este mismo espacio. Microsoft (por no hablar de multitud de otras firmas) no tendría semejante dominio del mercado si hubiera presentado batalla a mano firme contra la instalación ilegal de sus progamas. Finalmente su permisividad creó una enorme cantidad de MS-dependientes, y un enorme negocio multibillonario.

Lo que todos sabíamos, pero ahora dicho finalmente en voz alta.

(Foto: Microsoft.com)

También te puede interesar:
Imprimir esta entrada Imprimir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

 

- Ir arriba -